TOCANDO SUELO

RELATOS DE LA GATERA

Tocando suelo

Sucede de vez en cuando: cometes un simple y milimétrico error de cálculo y  vuelves a pasar por esa sensación aterradora e inquietante, que te deja, durante un instante eterno, flotando en el aire. Un sudor frío y estremecedor recorre tu espalda mientras que tu cuerpo descontrolado sale despedido sobre el manillar, dejando la bici atrás y la cabeza empieza a darte vueltas. Te preparas como puedes y terminas sumida en un caos donde la física, aparentemente azarosa, acaba mandándote al suelo como si fueras un simple saco de huesos.

Una vez que se te ha pasado el aturdimiento que te ha dejado ese golpe, coges aire, te levantas, te subes de nuevo a tu bici y vuelves a empezar. Como si nada. Porque no pasa nada. Porque sólo se caen aquellos que no se desplazan arrastrándose, y caerse, que algo que sucede de vez en cuando, es el riesgo que hay que correr por vivir conforme a tus propios sueños.

Adriana, sigue rodando y, si te vuelves a caer, no dejes nunca de levantarte.

 

Anuncios

2 thoughts on “TOCANDO SUELO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s